25.7.12

La Exobiologia

Street Art Campaign


¡Hola a tod@s!

hace un tiempo me contactó un compañero para preguntarme si sería capaz de diseñar una imagen que cumpliese la difícil meta de transmitir la curiosidad por el mundo mas allá de nuestro planeta.

En el marco del Master de Comunicació Científica impartido en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y bajo la atenta mirada de l'Observatori de Comunicació Científica (OCC) tratamos de crear una campaña con visos de guerrilla destinada a promover la difusión de la ciencia en general y de la especialidad de la Exobiología en particular.

La idea era crear un espacio on-line donde exponer una serie de claves sobre la vida en otros planetas y la alta probabilidad de que algo existiera en el vasto y fertil paraje que es el universo. Este espacio de reflexión recibiría el nombre de La Exobiología ¿¡Hay alguien ahi!?.

Una vez establecida la línea del discurso en la web, solo quedaba difundir el propósito de la visita y ahí es donde me puse manos a la obra.

Una foto de la pieza recien colocada, la cola todavía estaba húmeda.


Esta es la imagen que utilizamos para conseguir el objetivo propuesto. Se optó por una estrategia de guerrilla a la hora de generar interés por este tema para evidenciar la relación de la difusión de conocimientos científicos con las variadas técnicas de marketing, pues a la postre ambas son disciplinas cuya función es comunicar.


Detalle de la cara de la niña



Código QR
La mecánica era muy simple, crear una imagen lo suficientemente curiosa y chocante y colocarla en la vía publica sin hacer mención alguna a su origen y/o significado. Tan solo situar el elemento a merced del juicio de otros y esperar su reacción. Un pequeño código QR haría las veces de intermediario entre la curiosidad del espectador y la ansiada respuesta.

Para los que desconozcan el QR se trata de un pequeño código alfanumérico que tiene su origen en el mundo de la automoción, parecido a un código de barras, salvo que el QR puede ser facilmente leído por la cámara de cualquier dispositivo móvil, además de permitir codificar un mayor número de caracteres en un espacio mas reducido. Básicamente el QR sirve para conducir al espectador ávido de información hacia la fuente. Basta con tomar una foto con el teléfono móvil (previa instalación de una app de lectura de QR, son gratuitas y accesibles para cualquier smartphone) y el código nos guiará hacia la URL que tenga inscrita.

De esta forma podíamos exponer la obra y facilitar que cualquier transeúnte que se preguntara que era eso y para que servía pudiese visitar el espacio en la red con los detalles del proyecto.
El soporte utilizado para el mural fue papel de 100g/m2 que imprimimos en 2 fases para así poder aprovechar al máximo el ancho del papel y poder realizar una imagen a escala real de la niña protagonista. Abajo se muestran las plantillas que fueron impresas mediante un plotter, para posteriormente ser recortadas y pegadas sobre el muro en una forma diferente de street art.
























La obra atrajo la mirada de mas de un curioso en el proceso de elaboración y copó la presentación del proyecto en el breve tiempo que fue expuesta.




















Os dejo con algunas de las imagenes que ayudaron en el proceso previo, el montaje y la producción de este proyecto y que me parecen de lo mas interesante para mostrar.





¡Muchas gracias!


COMENTA